Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 14/02/07

tiger_004_bhoughton.jpg

Shakespeare escribió, “somos tan materiales como los sueños se hacen,” y 300 años más tarde, Sigmund Freud dio a la poesía una vuelta psicoanalítica ordenada cuando él llamó sueños “el camino real al inconsciente.”

El desarrollo de cerebro que imagina es el equivalente de la invención del telescopio de Galileo, sólo que, ahora, nosotros exploramos el espacio interior en vez del espacio exterior.”

Los investigadores del sueño con nuevos instrumentos, la resonancia magnética funcional que imagina y la tomografía de emisión de positrón (animal favorito), ha sido utilizado para capturar, durante un tiempo, el cerebro que despierta en el trabajo—haciendo las decisiones, sintiéndose asustado o gozoso, enfrentándose con la incertidumbre.

Y esos esfuerzos han mostrado claramente esa psicología y fisiología se relacionan íntimamente: En alguien sufriendo de un desorden de la ansiedad, por ejemplo.

Escudriñando a personas que duermen, también, sugieren que el mismo tipo del baile de mente-cerebro continúa las 24 horas del día. “La psicología ha construido su modelo de la mente estrictamente fuera de despertar la conducta.

Sabemos que la mente no se apaga durante el sueño; sino entra en una etapa diferente.

El fuego de células de cerebro, y la mente giran. Los problemas encuentran las soluciones; la angustia emocional parece ser apaciguada.

En 1953, ocurrió el descubrimiento del sueño rápido del movimiento de ojo. Utilizando encefalogramas primitivos, los investigadores miraban como cada 90 minutos, los dormilones ojos recorrieron de aquí para allá y ondas de cerebro se encrespaban.

Entonces, en 1977, los psiquiatras de Harvard Hobson y Robert McCarley informaron que durante el sueño, la actividad eléctrica recogida dramáticamente en una área más primitivo del cerebro—“el Pons”—, estimula otras partes del cerebro, aún raras y desconectadas.

Muchas personas quieren buscan significados en una mancha de tinta, y aquellos estudios concluyeron que, los sueños son la tentativa vana de cerebro de imponer coherencia donde hay ninguna. 

El cerebro escudriña, en personas, el sueño de REM, por ejemplo, ha mostrado que los centros aún como ciertos partes del cerebro prenden el asiento emocional y esa parte  procesa todas entradas visuales.

La creatividad no es nada más y nada menos que poner las memorias juntas de una manera que ellos nunca lo han hecho antes. Poniendo las memorias juntas también es una parte esencial de aprender; personas integran la memoria de nueva información, es de cómo atar los encajes o conjugar los verbos franceses, con el conocimiento existente.

¿Soñar ayuda aprender a las personas? Nadie sabe exactamente; pero hay un empuje de algún tipo que parece suceder durante el sueño. Muchos estudios, hechos por investigadores del sueño, han mostrado que las personas que tenían una nueva tarea lo realizaron mejor después de una noche de sueño.

Un estudio de cómo, rápidamente, los soñadores resuelven los problemas sostienen la teoría de Stickgold que la mente durmiente puede ser bastante ágil e inventiva.


Sabemos que 60 al 70 por ciento de personas que atraviesan una depresión se recuperarán sin el tratamiento,” dice Cartwright, quien probó, recientemente, su teoría que quizá ellos tratan sus problemas mientras están dormidos.
Muchos clínicos que trabajan con pacientes traumatizados han encontrado que sus pesadillas siguen una trayectoria común. Primero, los sueños recrean los horrores; más tarde, como la persona se comienza a recuperar, los cuentos implican mejores resultados. De un solo sentido, para ayudar a víctimas del trauma mueven cosas que los alientan a despertarse en el medio de un sueño que horroriza y toma conscientemente el control de la narrativa, para tomar medidas de autocontrol.

¿Una ventana? ¿Un camino real? ¿Una manera para integrar el cerebro o para integrar hoy con ayer? Mientras las respuestas definitivas se quedan por responder, la experiencia de soñar es claramente tan universal como un latido del corazón y tan individual como una huella dactilar, y con posibilidades de uso, tanto para el científico como para el poeta.

* Traducido y resumido de “What DREAMS are made of” (U.S.News & World Report, May.2006)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: