Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3/10/07

oct0305.JPG

Con este libro quiero empezar a publicar una relación de libros, mediante la publicación de frases, diálogos o citas textuales que me llamaron la atención, cuando las leí, y quiero compartir con ustedes.

“El Alquimista” fue publicado, inicialmente en Brasil (portugués) en 1988 y traducido al castellano en 1990. Este libro fue un bestseller a nivel internacional, traducido en varios idiomas y distribuido en más de 25 países.

CARLOS Tigre sin Tiempo

****************************

· El alma del mundo es alimentada por la felicidad de las personas. O por la infelicidad, la envidia, los celos. Cumplir su historia personal es la única obligación de los hombres.

· Muchas personas venden té por aquí – respondió el mercader. Podemos vender té en jarros de cristal. Así a la gente le gustará el té y querrán comprar los cristales. Porque lo que más seduce a los hombres es la belleza.

· A veces es imposible detener el rio de la vida

· Toda su vida, todos sus estudios fueron en busca del lenguaje único que hablaba el universo. Primero se había interesado por el esperanto, después por las religiones, y finalmente por la alquimia.

· Todo lo que esta bajo o sobre la faz de la tierra se transforma siempre, porque la tierra esta viva; y tiene un alma.

· He aprendido que el mundo tiene un alma, y que quien entienda esa alma, entenderá el lenguaje de las cosas. He aprendido que muchos alquimistas vivieron su historia personal y acabaron descubriendo el alma del mundo, la piedra filosofal, el elixir.

· ¿Y como consigo adivinar el futuro?. Por las señales del presente. En el presente es donde está el secreto; si quieres prestar atención al presente, podrás mejorarlo. Y si mejoras el presente, lo que sucederá después también será mejor.

· El alquimista bajo de su caballo e hizo una seña para que el muchacho entrase con él en la tienda… Busco los aparatos y hornos de alquimia, pero no encontró nada. Sólo había unos cuantos libros apilados, un fogón para cocinar y las alfombras llenas de dibujos misteriosos. –Siéntate, que voy a preparar un té –dijo el alquimista. Y comeremos juntos estos gavilanes.

· Los camellos son traicioneros: andan millares de pasos y no dan ninguna señal de cansancio. Sin embargo, de repente, se arrodillan y mueren. Los caballos se van cansando poco a poco, y tú podrás siempre saber cuanto puedes pedir de ellos o la época en que van a morir.

· Nosotros los corazones, morimos de miedo sólo de pensar en amores que partieron para siempre, en momentos que podrían haber sido maravillosos y que no lo fueron, en tesoros que podrían haber sido descubiertos y quedaron para siempre escondidos en la arena.

· SOLO UNA COSA HACE IMPOSIBLE UN SUEÑO: EL MIEDO DE FRACASAR

Read Full Post »

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: