Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 7/04/08

PHOENIX, Arizona.— El peruano Manuel Vicente Osorio Ríos, de 100 años, cumplió ayer su sueño de convertirse en ciudadano de los Estados Unidos durante una ceremonia en Phoenix en la que participaron más de 90 inmigrantes de diferentes partes del mundo.


Cynthia Valdivia (izquierda) y su hermana Kattia premian con un beso a su abuelo Osorio momentos antes de juramentar como ciudadano. (Foto de abajo)

Levantando su mano derecha, Osorio Ríos, mejor conocido por su familia como “Papá Chente”, juró lealtad a un país que le abrió los brazos en 1982, cuando decidió reunirse con sus hijos que ya vivían en Estados Unidos.

“Mi padre no aprendió a hablar español hasta que tenía más o menos 13 años, él hablaba quechua, el idioma de los incas”, dijo el cónsul de Perú en Arizona, Raúl Osorio, quien acompañó a su padre, que hoy cumple 101 años, durante la ceremonia.

De niño “Papá Chente” se ganaba la vida arreando mulas en la población de Caraz, en Perú.

Cuando tenía 18 años, Osorio Ríos se alistó en el Ejército donde aprendió a conducir camiones, una destreza que años después le serviría para establecer un exitoso negocio de transporte.

“Es toda una vida de recuerdos”, señaló el orgulloso abuelo de 14 nietos y bisabuelo de otros tantos.

El inmigrante, que goza de excelente salud y lucidez mental, dijo estar sumamente contento de haber logrado uno de sus más preciados sueños, el ser ciudadano de EU.

“Papá Chente” es el primer inmigrante con más de 100 años de edad en convertirse en ciudadano estadounidense en Arizona, y el décimo en todo el país, de acuerdo con su hijo.

Hace una década trató de tomar el examen de ciudadanía en español, pero fracasó en su intento. Esta vez, con la ayuda de sus hijos y nietos, pasó fácilmente el examen contestando correctamente a todas las preguntas que le hicieron.

El Servicio de Inmigración ofrece la opción de tomar el examen en español a todas las personas mayores de 55 años y que tienen más de 15 años viviendo en este país como residentes legales.

Este examen es más sencillo ya que solamente consta de 25 preguntas.

“Si yo pude, todos pueden”, dijo orgullosamente “Papá Chente”, quien asegura disfrutar del beisbol, futbol y sobre todo ser un admirador de las “mujeres bonitas”, ya que afirma tener “muchas” novias.

Indicó que una de las principales razones por las que quería ser ciudadano es porque quiere tener el derecho al voto y aunque ya sabe por quién lo hará el próximo 4 de noviembre, se negó a revelar el nombre.

“El voto es secreto”, respondió, aunque admitió ser republicano.

Por su parte, su hijo Raúl, dijo estar sumamente orgulloso de su padre, ya que lo considera todo un ejemplo de perseverancia y dedicación.

“Hay tantos extranjeros que tienen miedo a prepararse y tomar el examen, creo que mi padre demuestra que nunca es tarde para intentarlo”, afirmó el cónsul.

“Papá Chente” dijo desconocer el secreto para vivir tantos años, pero sostuvo que diariamente se toma sus vitaminas, no come carne roja y sobre todo no pueden faltar sus siete vasos de leche en su dieta diaria.

Siendo un hombre muy activo que gusta de la jardinería, el inmigrante peruano y ahora nuevo ciudadano de EU, dijo tener aún muchas metas que cumplir, ya que planea vivir por lo menos hasta los 150 años.

Su próxima meta, señaló, es “aprender inglés”.

* EFE (05 de abril del 2008)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: