Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24/04/08

A continuacion recomiendo leer la entrevista de un genetista español sobre la vida actual. Sus reflexiones están en un lenguaje simple y claro; pero a la vez bastante profundo, real y positivo. (CTsT)

*****************************************************
_ ¿Qué es la vida, sin entrar en consideraciones científicas?

_ La vida es algo muy corto, que se va haciendo progresivamente corto con los años, más deprisa de lo que yo quisiera. Por eso es decisivo alcanzar equilibrios. Mi necesidad básica es mi tiempo para estar, mi tiempo para disfrutar y mi tiempo para interaccionar con mi familia.

_ ¿Qué es la muerte?

_ No me perturba pensar en ella ni la sacralizo. La muerte es algo inevitable, y lo único que me preocupa es que, cuando me llegue, la gente que me rodea esté bien y no sufra.

_ ¿Qué es la tecnología a la hora de combatir una enfermedad?

_ Todavía somos relativamente poco eficaces en poder tratar las enfermedades. La práctica médica está muy basada en la tecnología, pero el futuro de la medicina va por el conocimiento molecular de las enfermedades en su enfoque más racional y por poner al enfermo como centro de las cosas. En el futuro la tecnología tendrá un valor proporcional cada vez más bajo.

_ ¿La gente le da excesiva importancia a la iconomedicina?

_ Pasamos mucho tiempo promocionando los avances y los logros conseguidos, pero casi nunca hablamos de las limitaciones, y son muchas. Eso genera falsas expectativas, que son malas. Nos hace falta más humildad, más trabajo, más divulgación y, quizá, sólo promocionar aquellas cosas que son de verdad importantes.

_ ¿La investigación sigue siendo el principal instrumento de la política científica?

_ La investigación es esencial en todo. Por eso lo importante es conocer las enfermedades, porque las conocemos muy mal; sobre todo las más normales. Al no conocer sus mecanismos básicos, no podemos subclasificarlas de forma racional. Al no entenderlas, las tratamos de una forma igual. Solamente seremos capaces de entender mejor las enfermedades y tratarlas mejor, si investigamos muchísimo. Ahí está la clave.

_ ¿La investigación es también el futuro de la Policía Científica?

_ Como sabes, yo trabajé durante muchos años en la genética forense, ahora estoy más volcado en la genética clínica. Pero me preocupa que vivimos en un mundo en el que cada vez se da más importancia a la seguridad y menos a la libertad; un mundo más controlado policialmente. La libertad se considera un valor, pero gente de mi generación sabe que la libertad, a veces, cuesta conseguirla. Todo el mundo quiere la base de datos de ADN donde esté todo el mundo fichado, y en esto soy mucho más cauto; me gusta que estas cosas estén controladas judicialmente y reguladas legislativamente. No me gusta un control grandísimo del individuo en aras de la seguridad. Estos son los tiempos que corren, y es cierto que el ADN, en lo que se refiere a la investigación policial y a la ayuda judicial, está siendo un elemento decisivo para perseguir delitos y, como digo yo, para eximir a inocentes, acusados falsamente de cometer delitos

_ ¿Hasta dónde se puede llegar con lo de la clonación?

_ Hay que regular el mal uso de las cosas, pero no prohibir por cuestiones fundamentalistas el uso de tecnologías que pueden ser importantes para fines legítimos. Considero que estas investigaciones son perfectamente legítimas y me parecen valiosas.

_ ¿Hay que relativizar afirmaciones como que las mutaciones favorables tienden a acumularse, y las desfavorables a eliminarse?

_ En la evolución clásica, genéticamente nos vamos adaptando a un ambiente. Eso no significa ni ser peores ni mejores genéticamente. Hay muchas más fuerzas en la variabilidad que en la propias mutaciones que se puedan seleccionar. Hay genes que se eliminan, hay genes que no se eliminan, y otros que aparecen en mutaciones establecidas por azar, pueden ser perjudiciales y no tienen esa presión selectiva en relación con el ambiente.

_ ¿La ciencia conseguirá saltar los mecanismos de aislamiento reproductivo y posibilitar el entrecruzamiento entre individuos de distintas especies?

_ No es un problema de hoy en día, ni un fin conseguible, ni que haya nadie que se dedique a hacer grandes esfuerzos de inversión en este tipo de fines.

_ ¿A qué nivel está Galicia en investigación genética?

_ En investigación, en general, Galicia mejoró considerablemente en los últimos años. Ha sido un avance continuo. Tenemos algunas áreas de excelencia, otras buenas, y a todos los niveles, no sólo en investigación biomédica. Galicia produce científicamente bastante más de lo que le corresponde por su PIB y recibe en inversión por investigación. Lo cual significa que los científicos gallegos están haciendo las cosas muy bien. Debemos ser optimistas cara el futuro, a poco que mejoren las condiciones de la gente, que todavía distan de ser las idóneas. Se ha hecho un esfuerzo muy grande en traer gente del extranjero e integrarla en los equipos, y ahora lo prioritario es conseguir estabilizarla y darle los instrumentos y las condiciones para que pueda desarrollar su trabajo.

_ ¿En qué líneas de investigacion en farmocogenética está trabajando su equipo?

_ La gente muchas veces me dice: vosotros hacéis de todo. No, hacemos sólo genética aplicada. Tenemos un grupo de investigación que es en realidad un minicentro de investigación a los efectos, aunque no lo sea oficialmente, donde hay más de 20 investigadores principales y 90 personas en total. Hay biólogos, farmacéuticos, médicos, químicos, informáticos, matemáticos. El equipo tiene muchos backgrounds distintos y distintas nacionalidades. En la facultad de Medicina está la parte de genética forense, y en el CHUS la de genética clínica, con varias líneas de investigación: genética de cáncer, genética de enfermedades neurológicas y psiquiátricas, genética de enfermedades cardiovasculares y genética de enfermedades oftalmológicas.

_ ¿La farmacogenética permite los tratamientos personalizados y dirigidos al punto adecuado?

_ Esto es lo esencial, y me parece que es donde tendremos los progresos más notables en los años venideros. Los fármacos son bastantantes ineficaces para muchos tratamientos y producen efectos secundarios. Con la genética podremos predecir estos efectos secundarios y predecir eficacia. Eso ya es realidad para media docena de fármacos y mi ilusión es que lo sea para muchos más.

_ ¿Las enfermedades tumorales serán tratadas de esa manera?

_ Sí. Antes que en ninguna otra enfermedad, aunque también en las psiquiátricas, es donde conviene centrar los esfuerzos. Los tratamientos de cáncer producen efectos secundarios muy importantes. Desarrollar herramientas que nos permitan ver cómo responde la gente a un tratamiento es más importante que ninguna otra cosa de la medicina, y con diferencia.

_ ¿La relación con la nanotecnología es fundamental?

_ Sí, a todos los niveles. En el tratamiento, en poder diseñar herramientas para administrar fármacos en una diana determinada. También el nanodiagnóstico. En Galicia no estamos nada mal situados en nanociencias; hay diferentes grupos que trabajan en ellas. Y el centro de Braga se pondrá en marcha dentro de muy poco tiempo. La nanotecnología es una de las fortalezas de la universidad gallega.

_ ¿La genética se ocupa de enfermedades como la de las vacas locas o la gripe aviar?

_ No. La genética se preocupa de trabajar, no de alarmar a la población, y de predecir lo que pasará. Muchas veces se magnifican noticias, y es muy fácil asustar a la población. Recuerdo que cuando llegó lo de las vacas locas, hablaba con muchos colegas, y pensaba: pero cómo la gente se puede preocupar de comer carne, si lo que tendría que preocuparse es de masticarla bien, porque hay muchísima más gente que se muere atragantada por un trozo de carne en una semana que en muchísimos años por las vacas locas. Solamente una pequeña campaña para recomendar a la gente que coma bien salvaría muchas más vidas que las que matan las vacas locas.

_ ¿Genéticamente, hay predisposición en determinadas comunidades a determinados tipos de enfermedades?

_ Totalmente. La población gallega es un poquitín más propensa a enfermedades genéticas que la población europea, por cuanto ha estado más aislada que otras comunidades. Por eso en la población gallega aparecen mutaciones que sólo las hay en Galicia, y en Argentina o Suiza, por los gallegos que se han ido para esos sitios. Esto que es malo, por contra hace de Galicia una población ideal para estudiar el componente genético de las enfermedades comunes. Y sería muy importante estudiarlo y utilizarlo bien.

_ ¿Galicia tendrá algún día un premio Nobel en genética?

_ No creo que sea en esta generación, pero puede ser en la que viene. El investigador gallego tiene tres cosas muy buenas: capacidad de trabajo, imaginación y movilidad. Hay muy buena gente y a poco que las condiciones del entorno mejoren en términos de perspectivas laborales e infraestructurales -el Estado todavía tiene una deuda histórica importante con Galicia en ciencia- habrá más probabilidades de conseguirlo, y ojalá lo veamos hecho una realidad.

EL PERFIL Del Genetista Angel carracedo:

¿En qué lecturas anda?

Soy un lector empedernido. Todas las noches leo hasta tardísimo, y leo en los aviones, porque me paso la vida en ellos. Estoy leyendo un librito de Scani que es una preciosidad.

¿Le gusta el cine?

Me gusta el cine y el teatro, pero más la lectura porque prefiero imaginar lo que leo a que me lo pongan en imágenes. El cine y el teatro que veo están condicionados a mis hijos, porque me gusta ir con ellos. Afortunadamente se van haciendo mayores y ya dejé de ver Bambi.

¿Suele escuchar música?

Toda. Desde la clásica hasta la que ponen mis hijos. Me gusta mucho la música folk, y me encanta la música tradicional gallega. Todo lo que emociona me gusta, y la música me emociona. También me gustan mucho aquellas cosas que puedo tocar con la guitarra y cantarlas.

¿Toca la guitarra?

Muchas veces. Cuando está mi hermana me gusta tocar la guitarra con ella y cantar con ella, aunque yo no canto muy bien.

¿Y qué suele cantar?

Canciones gallegas tradicionales y canciones del folklore argentino. Sé muchísimas.

¿Cuáles son su preferencias en arte?

Me gusta todo el arte. Mi familia, sobre todo la materna, es una familia de artistas, gente muy ligada a la poesía, a la pintura, a la escultura. De pintura me gusta cualquier época y hasta pintura que aquí no se conoce bien, como la japonesa. Me gusta la generación Edo; pintores como Hokusai y Hiroshige.

¿La arquitectura es arte?

Sí, totalmente. A veces, como siempre, me parece que hay un esnobismo en la arquitectura, pero supongo que el tiempo terminará filtrando aquello que es mejor.

¿Suele cocinar?

No; apenas nada. Cociné poco y en momentos de necesidad. Mi madre es una cocinera maravillosa y yo, patético. Mi mujer no tiene mucho tiempo para cocinar, pero afortunadamente para mí cocina bien.

¿Lava; plancha; cose?

Poco. Cuando vivía solo no me quedaba más remedio. En casa, nos repartimos las tareas, y yo me encargo del jardín, de las cuestiones de electricidad y cosas de esas.

¿Mejor eso que hacer la cama?

Sí, pero hago la cama. Tratamos de hacer todo entre todos.

¿Conciliar la vida familiar?

Para mí la vida familiar es lo prioritario.

¿Le gusta viajar por placer?

Creo recordar que me gustaba, pero en este momento en donde quiero estar es en mi casa, en Louro, con mi mujer, mis niños y mis amigos y mis hermanos, y no quiero más.

¿Le gusta el mar?

El mar me apasiona. De hecho, tengo una hija que se llama Mar y una sobrina que se llama Isla. Por algo será.

¿Qué tal recibió el teléfono móvil?

Fui resistente en un principio. Ahora lo veo como un instrumento de trabajo, pero no soy dependiente de él.

¿Qué le supuso el PC portátil?

Es mi herramienta principal de trabajo.

* ángel carracedo, Genetista (Diario Gallego de España)
“Hay más muertes por atragantarse que por culpa de las vacas locas”
24.04.2008 “La vida es algo muy corto, que se va haciendo progresivamente corto con los años, más deprisa de lo que yo quisiera”
******************************************************

Ángel Carracedo (Santa Comba, 1955; casado: 2 hijos; catedrático de Medicina Legal de la Universidade de Santiago; director del Instituto de Medicina Legal y de la Fundación Gallega de Medicina Genómica). Aunque como genetista forense el profesor Carracedo es conocido internacionalmente por ser requerida su colaboración por la Policía (entre otras Scotland Yard y el FBI) y la Justicia de medio mundo para hacer numerosas pericias sobre el ADN de personas relacionadas con distintos casos, hay otra vertiente suya, menos conocida, la investigación sobre el tratamiento de determinadas enfermedades desde el campo de la farmacogenética. Vertiente que corrobora el enorme prestigio internacional que tiene eminente genetista gallego.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: