Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 9 09+00:00 diciembre 09+00:00 2011

Es muy fácil estar sonriente o feliz cuando todo nos va bien en nuestra vida o entorno. Tenemos un buen trabajo, terminamos con éxito nuestros estudios, tenemos como pareja a alguien ideal para nosotros, gozamos de excelente salud, no tenemos deudas monetarias con nadie, etc.
Lamentablemente, sabemos que esto no es algo permanente en la vida real; pues en ella pasamos muchas pruebas o tempestades que a veces son muy difíciles de soportar, entender o aceptar.

Aunque siempre los mas jóvenes empiezan sus vidas con gran energía y optimismo hacen de cada tormenta una fiesta como podemos ver en la siguiente foto a un trió de adolescentes celebrando el inicio de una tormenta neoyorquina.

Pero, generalmente, el cambio de climas hacia simple lluvias fuertes o atolladero del trafico nos pueden quitar el buen humor y la motivación positiva que tenemos dicho día.

En el caso de lluvias fuertes o inundaciones vemos, por las noticias, que pasan en muchos lugares del mundo; siendo dramáticos sus efectos con la vida humana o perdida materiales. En dichas situaciones extremas es bien difícil para la mayoría de personas mantener una actitud optimista o de alegría como ocurren en otros casos que no llegan a generar mayores problemas.

Las largas congestiones de transito que ocurren frecuentemente en varios lugares de New York que ocasiona un mayor gasto de gasolina, mantenimiento del carro y de perder dinero de los sueldos por las tardanzas obligadas. También son hechos reales de malestar y cambio de animo. Es decir, en estas situaciones es casi imposible, para la mayoría de personas, el “poner buena cara al mal tiempo”.

Encontrar a personas especiales que pongan “al mal tiempo buena cara” es difícil hallar y yo quiero destacar un caso. Abajo pueden ver la foto y mayores detalles.

Observamos que el vendedor de Bangkok (Tailandia), a pesar de estar sufriendo todavía los efectos de una inundación, sigue trabajando en su negocio personal y ofertando botas adecuadas para inundaciones a $5.00 dolares el par . Es decir, este hombre es un buen ejemplo de este dicho: “A mal tiempo buena cara”.

Hasta siempre.
CTsT.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: