Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 10 mayo 2012

A pesar de que la ciencia medica esta avanzando mucho en el entendimiento de la mente humana todavía no puede curar definitivamente o prevenir la aparición de enfermedades mentales , en muchas personas, en diferentes niveles, sobretodo los mas difíciles que pertenecen al campo que en forma empírica podemos llamar personas “Locas o medio locas.”

 

 Menciono este comentario aquí porque existen muchas personas sueltas en plaza o en las calles que, cuando las tratamos superficialmente , parecen normales; sin embargo si nos encontramos en relación de mayor tiempo o intimidad No solo nos damos cuenta de lo absurdo de ciertas acciones, de su frialdad o falta de emociones o pensamientos autodestructivos, en su comportamiento personal o con otras personas, incluso en situaciones simples de la vida. Ellos no solo “se pueden ahogar en un vaso de agua”, sino que también nos pueden ahogar si estamos muy cerca o relacionados con ellos.

 

 Por eso celebro que en la actualidad, cada vez mas, la ciencia medica y psicológica están tomando fuertes medidas para contrarrestar este problema que sufren muchas personas y que ocasiona mas problemas a los que ya tenemos en la vida rutinaria, normal o habitual de estos tiempos.

 Las enfermedades mentales serán en las próximas décadas, tal y como augura la OMS, uno de los principales problemas de salud pública de las sociedades desarrolladas. La investigación para combatir los factores ambientales y los factores genéticos que desencadenan estas patologías adquiere, por tanto, un carácter prioritario.

  

Recordando algunos datos interesantes del “Banco de cerebros español 2008”, por el catedrático de Farmacología de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) Javier Meana , en una entrevista por Eroski y que me parece que mantienen vigencia o son útiles de recordar:

 

 ¿Qué utilidad tiene almacenar 1.300 cerebros a 80 grados bajo cero?

Almacenar cerebros porque sí no tiene sentido. Tenemos cerebros destinados a la investigación de enfermedades mentales, que son patologías humanas que no se pueden estudiar en modelos animales o en cultivos celulares.

 

¿A quiénes pertenecieron las muestras de los cerebros que conservan?

Tenemos cerebros de sujetos con diferentes enfermedades mentales, las más graves: esquizofrenia, depresión, trastorno bipolar… Pero también tenemos que tener cerebros de sujetos sin esas enfermedades mentales para saber cómo es un cerebro normal en los parámetros que nosotros queremos evaluar. A estos se añaden muestras de cerebros provenientes de adictos a drogas o fallecidos por sobredosis.

 

¿De qué cerebro surge la idea de crear este banco de cerebros?

No es una idea genial. Los bancos de cerebros para el estudio de enfermedades del sistema nervioso, como la de Parkinson, son una realidad desde hace medio siglo. El banco de cerebros para investigar enfermedades psiquiátricas surge más tarde, entre otras cosas, por la dificultad de captar muestras.

 

¿Cómo las obtienen?

Una vía es el caso de las personas que se han quitado la vida. Hemos contado para ello con la gran ayuda del Instituto Vasco de Medicina Legal y de Rafael Alcaraz, su director durante muchos años. Además, se da la especial circunstancia de que en el País Vasco, y a diferencia de otros muchos lugares, no nos movemos mucho. Esto quiere decir que nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos en pocos kilómetros a la redonda, de tal forma que cuando alguien fallece aquí por suicidio es muy fácil buscar sus antecedentes. Esto nos permite tener trazada toda la historia clínica de ese sujeto, saber si ha tenido diagnóstico psiquiátrico, cómo ha sido tratado, en qué periodo, quién ha sido el clínico -nosotros normalmente lo conocemos o tenemos acceso a él- tenemos un mapa general. Esto no ocurre en Nueva York, donde tenemos uno de los grupos competidores más importantes, desde un punto de vista científico, claro.

Pero usted acaba de comentar que no sólo cuentan con cerebros de personas enfermas, también incluyen el de personas sanas.

¿Cómo captan el de estas últimas?

Tienen que ser muertes en principio súbitas, inesperadas, no nos sirve alguien que muere tras un proceso largo, una infección, una cardiopatía… sino que tiene que ser muertes súbitas inesperadas que además no tengan enfermedades mentales. El prototipo es el accidente de tráfico, por desgracia es el más frecuente, y además el accidente laboral, accidente deportivo…

 ¿No le parece tétrico todo este proceso?

No. Además no almacenamos toda la masa cerebral. Tenemos pequeñas muestras. De hecho, con unos gramos de tejido podemos aclarar muchas cosas. Es igual de tétrico que al que le sacan un trocito de hígado cuando hay sospecha de cirrosis. Y en nuestro caso además no es un procedimiento agresivo para el paciente. Lo que sí es cierto es que con los años hemos aprendido que tener esa pequeña cantidad de tejido -hablamos de un gramo de tejido, menos que una pelota de golf- es insuficiente y que necesitamos tener más muestras, preparaciones de cortes enteros, y lo que hemos puesto en marcha desde el año pasado es un programa complementario. Un programa de donación.

  Cuando se refiere al material con el que cuenta, habla de muestras, pero cuando analiza una muestra, ¿piensa en la persona a la que le ha pertenecido?

Primero no debo pensar y segundo yo no sé a quién ha pertenecido esa muestra porque la evolución científica la vas haciendo a ciegas. Además, desde el primer momento a nosotros las muestras se nos suministran por un código en el que está blindado el nombre.

 

¿Esta complejidad explicaría que el 95% de lo que conocemos sobre anatomía química y fisiología del cerebro se ha aprendido en las dos últimas décadas?

La investigación en el sistema nervioso se inicia en los aspectos más primarios a finales del siglo XIX. El acceso al cerebro como fuente de esas enfermedades es posterior a la mitad del siglo XX.

 ¿Por qué?

Primero por la propia dificultad del acceso a ese cerebro, a las que se añade las dificultades desde el punto de vista ideológico, de las creencias. Este es el motivo de este retraso y claro, cuando uno cuantifica eso frente a la medicina científica en otras áreas son 200 años de retraso aproximadamente. No obstante, es posible que en 30-40 años las enfermedades mentales estén al mismo nivel que otras muchas patologías.

 ¿No resulta extraño que el cerebro, el órgano que por su desarrollo distingue a la especie humana del resto, sea el que menos se ha estudiado hasta ahora?

Bueno, más que extraño es lo normal. Siempre ha habido una cierta resistencia a utilizar los tejidos humanos y a estas alturas no tiene sentido. Es absurdo dejar que un organismo se pudra bajo la tierra o que lo incineremos cuando de ese organismo podemos obtener suficiente información para ayudar a otros pacientes. Esto es clave y creo que nuestra sociedad lo ha asumido. Si hace 200 años hubiésemos tenido acceso al cerebro de los sujetos o hubiera sido una cosa normal acceder a cerebro de sujetos con demencia, probablemente hoy sabríamos mucho más de la enfermedad de Alzheimer de lo que sabemos.

 ¿En qué proporción cifraría el conocimiento que se tiene en la actualidad del cerebro?

Podría hacer demagogia y decir que un 10% , un 20%. Pero eso es complicado. No sabría responder.

 ¿Se puede traducir a impulsos eléctricos o reacciones químicas las alegrías, penas, sentimientos…?

Sí, todo al final o es electricidad o es química. El cerebro es un organismo cuyo funcionamiento se basa en la trasmisión de impulsos eléctricos, y la comunicación de esas neuronas funciona por impulsos químicos. De todas formas es un órgano que trabaja de manera coordinada. Por tanto, el cerebro trabaja como un todo, y lo hace en función de lo que le viene de fuera. Todo es sustrato biológico, pero ese sustrato biológico necesita del ambiente para su procesamiento y, si no, no tiene sentido porque el cerebro es una cosa inerte, es una masa de aproximadamente un kilo que tiene transmisión eléctrica, nerviosa y química y punto.

 Que es lo que permite que los individuos seamos precisamente eso, individuos.

Sí. El hecho de nuestro cerebro tenga pliegues y repliegues es una forma de tratar de introducir el mayor número posible de neuronas en un recinto de espacio limitado como la cavidad craneal. Podemos tener el ordenador más potente del mundo, pero si no le metemos información no nos servirá para nada, no nos va a dar respuestas por sí solo. Hay que hacerle preguntas para que genere respuestas.

 ¿No resulta deprimente pensar que sólo somos química y reacciones eléctricas y que todo lo que sentimos al final depende de eso?

No, yo creo que no. Eso no quiere decir que seamos todos iguales, lo somos en el 99% o 99,9%. Hay que entenderlo así y por ejemplo el genoma humano nos está devolviendo a nuestra propia realidad. Nos está diciendo: ustedes son así, pero con esta pequeña variación son capaces de ser así de diferentes y con pequeñas variaciones de ese genoma somos capaces de hacer que ustedes tengan enfermedades, diferentes formas de pensar, actuar o alteraciones en su biología y de repente algunos sean diabéticos, o sea más propenso a sufrir depresión cuando hay circunstancias ambientales como puede ser el estrés que presionen mucho.

 La OMS pronostica que en los próximos años uno de los principales problemas de salud pública serán los trastornos y enfermedades mentales. Si todo es genético, ¿cómo es que en los próximos años se va a registrar una mayor incidencia?

Porque todo no es genético. Hay base genética en prácticamente todo pero no basta, debe haber factores ambientales. Tenemos que conocer muy bien cuáles son esos factores ambientales porque en la medida que los conocemos podremos prevenir o actuar sobre ellos para que no incidan en la población. Un ejemplo muy típico es el estrés, cuyo aumento justifica el incremento de las tasas de depresión. La depresión está aumentando en los países occidentales, pero yo creo que porque se diagnostica más y mejor.

Se calcula que en 2020 será la principal causa de incapacidad laboral. Estamos hablando ya no sólo de costos directos de medicación, hospitalización, sino costos indirectos de lo que supone repercusión social en el entorno de la persona afectada.

 

Esto sí que es para deprimirse.

No sé si para deprimirse, pero son los datos de alguien nada sospechoso como es la Organización Mundial de la Salud. Es decir, si estos datos los aporta una compañía farmacéutica que vende fármacos antidepresivos pues.. pero si vienen de la OMS es un toque de atención.

 ¿Y las soluciones que se pueden plantear, además de investigar?

La primera es conocer que eso está ahí y ocurre, investigar y conocer mejor las causas de la enfermedad, las bases biológicas, los factores ambientales y empezar a actuar sobre ellos. Sobre los factores ambientales se pueden cambiar los estilos de vida, no es fácil, ya lo sabemos, porque siempre es más difícil hacer esto que tomar medicamentos… Las enfermedades mentales no son diferentes.

  Un libro que tuvo cierto éxito no hace muchos años reclamaba “Más Platón y menos Prozac” ¿hasta qué punto está en nuestra cabeza poder frenar o prevenir estos trastornos mentales o afecciones?

En parte sí está en nosotros. Muchos trastornos mentales de los que se denominan menores (se llaman así no porque sean menos graves sino porque tradicionalmente se han denominado así), como los cuadros de ansiedad, los trastornos obsesivo compulsivos… son cuadros más manejables y mucho menos incapacitantes y en eso los propios sujetos, bien entrenados y educados, sí que podemos hacer mucho. Pero sobre las enfermedades psiquiátricas mayores, como la depresión, la esquizofrenia y el trastorno bipolar, hay que entender que son enfermedades graves que precisan la intervención del profesional, de un diagnóstico correcto. El problema es ‘vender’ esa idea. Hay ciertas tendencias que transmiten que la medicalización de las enfermedades mentales es algo erróneo. Pero eso no es verdad. La medicalización de las enfermedades mentales está contribuyendo a normalizar esas patologías, como la insulina lo hace con la diabetes.

 

 En fechas recientes se ha publicado un estudio que concluía que los antidepresivos sólo eran útiles para depresiones severas y que para depresiones leves el efecto placebo era suficiente. A este dato se suma el hecho de que para la industria farmacéutica, los fármacos contra las enfermedades mentales generan millones y millones de euros.

Las enfermedades mentales, como en general cualquier enfermedad crónica, son el plato más apetitoso de las compañías farmacéuticas. A estas industrias no les interesa el tratamiento de las infecciones que se curan en 15 ó 20 días y se acabó. Lo que quieren son tratamientos sintomáticos para toda la vida y a ser posible con fármacos nuevos y que sean muy caros. Cuando uno se lee ese metaanálisis descubre, primero, que en el caso de las depresiones leves no había diferencias entre los grupos en tratamiento y los grupos placebo, pero sí en las depresiones graves. Pues bueno, la primera sospecha es que las depresiones leves probablemente no eran depresiones y que los ensayos clínicos se realizaron en la época previa al Prozac, época en la que en la etiqueta de lo que era una depresión y qué no era una depresión tampoco estaba muy claro.

  

Usted aboga por un equilibrio.

Necesitamos psicólogos y fármacos, necesitamos tiempo en las consultas y fármacos, no contraponerlo. Para los sistemas sanitarios sigue siendo más barato gastar dinero en medicamentos que en personal, sigue siendo mucho más caro el personal y éste es uno de los problemas que en la salud mental está muy agudizado. Las compañías farmacéuticas no son hermanitas de la caridad, son empresas, pero en un sector en el que también generan resultados, como en cualquier otra compañía, y con unos riesgos también importantes. Sacar un fármaco al mercado no es una broma, cuesta dos veces y media lo que cuesta el Airbus 380 y cuesta de dos a tres veces en tiempo lo que ha costado desarrollar ese avión. Claro, eso justifica por qué son multinacionales y se concentra tanto el sector. El presupuesto de una de estas compañía puede ser superior al de muchos países.

 A nadie le gusta que le diagnostiquen ninguna enfermedad, pero cuando se habla de patologías mentales parece que hay algo más…

Es cierto que se da una estigmatización, pero también que cada vez es menor. El reconocimiento de las enfermedades mentales como una patología más a la que el sistema sanitario debe responder en el centro de salud, donde el médico de familia te ve y te trata, es básico. Es lo mejor que podemos hacer para no estigmatizar. Yo me siento muy orgulloso cuando voy a un centro de salud, a un hospital, a la consulta de psiquiatría… y veo la sala con personas esperando como si fuera la consulta del reumatólogo o ginecólogo, como la cosa más normal del mundo. Ya no se miran de reojo, a mí me da la impresión de que se vive con más angustia en la sala de espera en una consulta de oncología que en una consulta de salud mental. Por eso digo que llevamos un camino en el que esa estigmatización va desapareciendo.

 ¿Usted donaría su cerebro a la ciencia?

Claro que sí.

 

Hasta siempre.

CTsT

Read Full Post »

Dicen que recordar es vivir, sentirnos parte de un genero humano que esta evolucionando generacionalmente de manera notoria en materia tecnología o científica, al menos. Aqui veremos una espectacular recopilación de fotos o dibujos antiguos basadas en algunos medios de transporte como las bicicletas, carretas y los automóviles.

En el primer gráfico apreciamos el diseño de una sofisticada bicicleta de 1933, que por su dificultad y costos de fabricación no se hizo popular.

En la segunda foto (1902), apreciamos a 4 ciclistas haciendo una demostración de sus habilidades con la bicicleta en una pequeña pista circular.

En la tercera foto apreciamos a un inventor de una bicicleta con ruedas y adornos esféricos que no trascendió…

A continuación un video personal, actual, de carros antiguos (carcochas) en New York:

Abajo vemos como las generaciones pasadas no se hacían problemas, sobre el tiempo o distancia, cuando el carro se les malograba. Simplemente usaban caballos como apreciamos…

Carros bomberos de 1900 originales como potenciados en la segunda foto (1912), todavía se usan o se mantienen en museos en Long Island-New York…

En las dos siguientes fotos vemos como una pareja de periodistas locales se pasean en carretas de 1800 ; pero en pleno 2012 y con algunos detalles modernos que le realzan el colorido u originalidad…

Otros carros antiguos o sus replicas se usan en parque de diversiones para niños…

Una foto reciente(2012) de un carro antiguo paseándose por New York. Ver mas detalle en el video personal arriba publicado…

En las siguientes 6 fotos se aprecia una evolución histórica de autos Mercedes Benz desde su origen hasta el ano de 1960:

(Mercedes Benz 1886)

(Mercedes Benz 1902)

(Mercedes Benz 1936)

(Mercedes Benz 1952)

(Mercedes Benz 1960)

En esta foto vemos a un grupo de 7 jovenes de antes, posando coquetamente en un auto usado exclusivo para ir a las playas…

Cuba es uno de los pocos países en el mundo que tiene funcionando un gran numero de vehículos antiguos de los años 50-60…

Este vehículo de los años 40 fue un precursor de los vehículos lunares que hoy fabrica o usa habitualmente la NASA…

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

Read Full Post »

En esta foto se aprecian a dos transbordadores espaciales. A la derecha se aprecia el “Discovery” el cual fue retirado el año pasado y se encuentra en el instituto Smithsonian. El “Enterprise” (izquierda) pronto ya se le unió e hizo su ultimo vuelo por New York como se aprecia en las siguientes fotos; aunque este ultimo sera parte del museo espacial en el portaaviones “Intrepid” en New York.

Abajo vemos a un jet de la NASA llevando al “Enterprise” y aterrizando en el aeropuerto Kennedy en New York.

A continuación vemos una foto y un vídeo espectacular donde el “Enterprise” hace su ultimo vuelo sobre New York antes de retirarse a su casa museo en New York, que se encuentra en Manhattan , junto al portaviones “The Intrepid Sea”

El viernes 27 de abril 2012 se realizo el asombroso vuelo del transbordador Enterprise sobre New York y se ve como acaparo los titulares de todos los periódicos de New York.

El Enterprise fue el prototipo de transbordador que la NASA lanzo hace 35 años . Esta nave fue usada en 1977, varios años antes de que el transbordador “Columbia” se convierta en el primer transbordador en alcanzar el espacio.

Para mayores detalles históricos y técnicos revisa este enlace:

http://en.wikipedia.org/wiki/Space_Shuttle_Enterprise

En las siguientes 3 fotos se aprecia al pueblo con menos habitantes del mundo. El pueblo se llama Buford y queda en Wyoming-USA, el cual salio del anonimato al ser vendido y tenia a un solo habitante como poblador.

Buford, fue vendido en una subasta a dos negociantes vietnamitas por 900,000 dólares, nueve veces más que su precio de partida.

El pueblo esta formado por una pequeña tienda, una gasolinera, una casa y una oficina de correos con su propio código postal, en una área de 4 hectáreas.


En algún momento tuvo 2 mil habitantes. La pequeña área de servicio, llamada Buford Trading Post, tenía un millar de clientes diarios, especialmente viajeros que pasaban por el estado de Wyoming. Buford se reivindica también como el pueblo más alto de la carretera interestatal 80, la principal de este a oeste entre las ciudades de Nueva York y San Francisco.

Fundado en 1866, Buford llegó a acoger a 2,000 habitantes, que se dedicaban principalmente a la construcción de la línea férrea.


El único residente del pueblo, Sammons, se trasladó a Buford en 1980 con su esposa e hijo. Compró la localidad en 1990, su esposa murió en 1995 y su hijo abandonó el pueblo en 2007.

Finalmente vemos 3 fotos periodisticas donde apreciamos como hacen los trabajos a mover aviones en el portaviones “Intrepid Sea” para hacer espacio donde el transbordador sera ubicado en el mar y muy cerca del centro de New York (Manhattan).

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

Read Full Post »

Las siguientes fotos, vídeos o dibujos,variados, tratan sobre un grupo de Motos. Motos de ayer y hoy.

En la primera foto se aprecia a una moto Vespa (de los años 70) en una exhibición de arte. 

El costo de dicha moto actual es de unos 10 a 15 mil dolares.

En el siguiente vídeo, que se ve a una simpática familia del Pakistán en una moto, llevando incluso a sus perros, además de sus hijos. Este video es una muestra de gran irresponsabilidad; pues un accidente en dicha situación puede ser mortal y las risas se pueden convertir en llanto irreversible ,en un segundo, tiempo suficiente donde puede ocurrir un accidente…

En las siguientes 4 fotos o dibujos de caratula de la revista “Ciencia Popular’, observamos el ambiente bélico de las dos guerras mundiales donde las motos eran también parte del transporte de caballería ligera o de comandos…

A continuación dos fotos: una reunión de motociclistas de los años 60 en california y la siguiente foto dentro de una tienda europea…

A continuación se observa como bellas mujeres, como la de abajo, muestran su sensualidad acompanadas por una moto que les da un paisaje diferente al habitual…

Abajo vemos al joven actor (20), Taylor Daniel Lautner manejando su moto …

La bicicleta tambien nos sirve para hacer trucos fotográficos como el siguiente:

Asimismo las fotos pueden soportar a personas de gran peso…

Generalmente , las películas de acción siempre le gustan tener escenas donde la protagonista es una moto como lo muestro en la siguiente foto y video:

En la siguiente foto se aprecia como el caballo y la moto dan un toque exclusivo al dialogo entre ese par de hombres…

Abajo vemos un montaje de fotos donde la cebra usa una moto para escapar del ataque de un león…

Finalmente (abajo), vemos en un par de fotos, a un hombre movilizándose tranquilamente en su pequeña moto vespa, en versión moderna, a través de un puente neoyorquino en una mañana dominguera…

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: