Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 7/07/12

En estos tiempos modernos de avances espectaculares como las comunicaciones en directo, casi de cualquier lugar del mundo, gracias al Internet y a las cámaras portátiles o teléfonos celulares, no se podía evitar el paralelo avance de otros cambios de otro tipo, como el de los matrimonios del mismo sexo (Homosexuales o lesbianas).

 

Si hacemos un rápido repaso de la historia de nuestro mundo veremos que el matrimonio “normal” o heterosexual ha tenido un deterioro tremendo por varias razones que podemos generalizarlas en 3 bloques como las religiosas, las políticas y las culturales.

En el caso de las razones religiosas , principalmente en el cristianismo, se consideraba el matrimonio como algo que solo Dios lo podía disolver. No pensaban en la infelicidad de, al menos, una de las partes de la pareja. Asimismo interpretaban algunos versículos de la Biblia de manera textual y dura; mientras que otros versículos o partes de la biblia, que no les conviene, lo interpretan a su manera, lo cual ocasiona contradicciones y los aleja de querer ser representantes de un Dios santo y justo en esta tierra. Asimismo ha hecho que las iglesias cristianas sean numerosas y dispersas; aunque la Católica sigue siendo la mas numerosa.

La historia registra épocas tenebrosas de la Iglesia , como “La santa inquisición”, donde los asesinatos en nombre de Dios eran justificados por la iglesia. Incluso recientemente, se protegía o encubría asquerosos actos de pedofília por parte de algunos sacerdotes contra niños indefensos o jóvenes que creían que ellos eran representantes de Dios en la tierra.

En el contexto religioso anterior, quien hablaba de matrimonio del mismo sexo o simplemente que era homosexual o lesbiana, lo consideraban un ser sucio, ignorante, enfermo o ganado por el diablo.

En el caso de las razones políticas es conocido que muchos matrimonios se hacían para mantener el poder económico o político de familias o grupos de poder, tanto nacionales como internacionales. Por tanto, el amor sincero o compatibilidad de la pareja heterosexual no era necesaria para sellar “un matrimonio celestial”; pues muchos de esos matrimonios eran avalados por la iglesia. En este sentido el punto de intersección para ambos, era el poder que tanto le interesaba al político como a la iglesia. Para unos obtener mas votos y para otros mas fieles.

En el ultimo bloque que considero las razones culturales están son variadas y numerosas, tanto como países o religiones hay en nuestro planeta, y no es objetivo de este comentario el abarcarlas todas. Solo mencionare que aquí se considera que el matrimonio heterosexual, en general, es lo normal y aceptado por la sociedad; aunque en algunos países del Medio Oriente y África se permite al hombre tener varias esposas y la mujer tiene una labor absolutamente injusta y limitada por su sociedad. Asimismo en muchos de estos países no se acepta el homosexualismo y menos el matrimonio homosexual.

Actualmente vemos que la cantidad de divorcios de los matrimonios heterosexuales es muy alta (>50%), mientras que la de los homosexuales es mucho menor (16%).

Por otro lado otra serie de mitos negativos contra los homosexuales se han derrumbado como que se les considera “sucios sexualmente” y eso se ve que es un termino relativo pues hay parejas heterosexuales que también hacen sus “actos sucios” cuando están en la intimidad de su alcoba incluyendo extremos como el sexo sadomasoquista o con violencia tal que produce daños físicos y a varios hombres o mujeres les gusta hacerlo así.

Respecto a que son ignorantes también no es cierto; pues la inteligencia o ignorancia no es algo que esta ligado a la preferencia sexual.

En cuanto a ser “enfermos” también es algo que es cuestionable y la propia ciencia no tiene una palabra definitiva en este punto. Mas bien hay un acuerdo de que es una opción sexual por la que algunas personas tienen placer y felicidad, y como humanos y adultos pueden ejercer su libre albedrío, siempre y cuando cumplan con las leyes y costumbres de su país.

Finalmente, el termino religioso “ganado por el diablo” que tanto éxito les trajo en el pasado a la iglesia para asustar a mucha gente y atraer mas fieles. Actualmente, no solo es cuestionado sino contradicho por muchas personas que son cristianas y tienen una Fe o visión amplia del mundo celestial y del Dios que gobierna el universo.

En mi caso, mi preferencia sexual siempre ha sido heterosexual. Me gustan las mujeres, siento atracción y placer de estar con ellas. No me atraen personas de mi genero, salvo como amigos; sin embargo respeto a los homosexuales por su opción sexual.

Creo que a los hombres y mujeres no se les debe limitar por sus preferencias sexuales; sino se les debe ver como seres integrales. De esta forma se puede calificar mas acertadamente. Es decir, si vas a evaluar a una persona no solo te limites a su preferencia sexual, sino miralo completo: como se lleva con su familia, en su trabajo, tiene estudios, ha hecho algo positivo por su comunidad, es una persona solidaria con todos, No es racista o discriminador de otras razas o culturas, etc.

En cuanto a algunas dudas o misterios sobre los matrimonios homosexuales se lo dejo a Dios o a los jueces que hacen las leyes del País. Aunque en mi caso particular soy un heterosexual enamorado de las mujeres que saben salir adelante por su esfuerzo y talento personal, y luego buscan el complemento en algún hombre que valore No solo su belleza física, sino la espiritual que dura mas tiempo, mas allá del tiempo terrenal con el que todos nacemos…

Hasta Siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: