Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 12/09/20

El chisme fue puesto en los titulares del mundo, hace pocos dias, por el Papa Francisco; quien me permitio hacer una profunda reflexion sobre este tema, tanto por experiencias personales en mi vida, en convivencias temporales directas o indirectas. Asi como leer muchas experiencias de otras personas en el contiente americano: USA, SurAmerica, CentroAmerica, Mexico e islas del caribe.

De todo lo arriba escrito he sacado este articulo personal que creo que es uno de los mas importantes que he escrito; pues trata de las acciones de muchos millones de personas, sobretodo del continente americano, que nos hace pelearnos entre nosotros de forma innecesaria o estupida por temas que nunca deberian pasar de un intercambio de opiniones diferentes y asumir acciones amigables para mantener limites justos para todos.

Estoy hablando de las personas comunes. No de los politicos o altas autoridades que tienen otra forma de actuar y mas bien ellos usan estas debilidades de muchas personas para dominarlos mentalmente y hacerlos creer o actuar en cosas que favorecen a ellos, los mas poderosos o millonarios del mundo; pero eso es harina de otro costal.

Ahora quiero volver al chisme. Por ejemplo, recientemente, pregunte a varias personas de mi entorno local y laboral. Sobre que es el chisme que me lo definan y me den un par de ejemplos. Alli comprobe que todos tenian diferentes ideas o definiciones del chisme. Desde una inofensiva, para pasar el tiempo o cambiar de tema de conversacion, hasta una peligrosa donde de un chisme, basado en mentiras o insultos callejeros, se puede llegar a peleas violentas. Incluso al asesinato. Por temas absolutamente evitables y que nunca deberian ocurrir; sin embargo ocurren.

Las causas son diversas entre ellas mencionare algunas:

  • La ignorancia.
  • La cultura equivocada del pais de origen.
  • La cultura familiar negativa
  • La envidia irracional
  • El odio o temor a lo diferente
  • La soberbia o falso orgullo que lo hace creerse dueno de la verdad absoluta
  • El fanatismo religioso, sobretodo quienes creen que por orar, ser miembros activos de una iglesia (estar aislados del mundo pecador) o citar un versiculo de la biblia se solucionan todos los problemas del mundo: se acaban los crimenes, las violaciones, la corrupcion, las guerras, se consigue un buen trabajo, nunca se enferman o sufren accidentes, etc.

Viendo algunas definiciones formales sobre el chisme tenemos:

Chisme= Noticia verdadera o falsao comentario con que generalmente se pretende iindisponer a unas personas con otras o se murmura de alguna.

chisme de vecindad= Conversaciones que tratan sobre algo de poca importancia.

El Papa Francisco dijo que el chisme es una “plaga peor que el covid” que busca dividir a la Iglesia católica. (1)

El pontífice se desvió de su texto preparado para redoblar su frecuente queja sobre chismes dentro de las comunidades eclesiásticas e incluso dentro de la burocracia del Vaticano.

El Papa Francisco no dio detalles durante su bendición semanal, pero comentó que el diablo es el “chismoso mayor” que busca dividir a la iglesia con sus mentiras.

“Por favor, hermanos y hermanas, tratemos de no chismear”, dijo. “El chisme es una plaga peor que el Covid. Peor. Hagamos un gran esfuerzo: ¡no chismes!”.

Los comentarios de Francisco se produjeron mientras hablaba sobre un pasaje del Evangelio sobre la necesidad de corregir a los demás en privado cuando hacen algo mal.

En este mundo, ya lo he dicho antes, hay gente buena y gente mala en todos los niveles sociales (rico, clase media y pobres), en todas las instituciones publicas o privadas y en todos los paises de este mundo. La diferencia es en el porcentaje de malos o negativos, respecto a los buenos o positivos.

En el caso de que un pais tenga un porcentaje alto de gente mala o negativa. Por mas que tenga al mejor presidente del universo ese pais no va a progresar de una manera justa para la mayoria de sus habitantes.

Por otro extremo si es un pais con gente docil, sumisa o buena gente; pero tienen un presidente malo, corrupto y/o negativo; entonces dicho presidente va a querer tener un pais con alto porcentaje de gente ignorante y fanatica religiosa; pues ellos son faciles de enganar, no van a construir industrias o tecnologias propias y va a ser facil convencerlos de que siempre voten por los corruptos; aunque les jodan la vida a la mayoria de sus pobladores.

Actualmente la politica es un asco, salvo honrosas excepciones; pues se basa en campanas millonarias donde quieren imponer mentiras como si fueran verdades y usan los chismes, rumores o creencias populares equivocadas, ignorancia y fanatismo religioso para imponer lo que esta de moda actualmente:

La Posverdad

 Distorsión deliberada de una realidadque manipula creencias y emociones con el fin de influiren la opinión pública y en actitudes socialesLos demagogos son maestros de la posverdad.

Estos casos los he observado de cerca en USA, donde se agrupa la mayor cantidad de personas que pertenecen a diferentes origenes y culturas del mundo. He podido observar y/o vivir experiencias desagradables que de manera general las quiero compartir:

Hay algunas personas pobres que cuando tu los ayudas materialmente ellos te tratan peor, hablan mal de ti con envidia y chismes negativos ; como si tu fueras el culpable de su pobreza o de la corrupcion de su pais; aunque tu ni conoces su pais de origen.

Esta actitud se transmite por familias. Es decir, hasta ninos de 8 a13 anos ves que tienen actitud de este tipo. Algunos les llaman “ninos salvajes” otros malcriados; pero para mi es simplemente una transmision generacional de malas costumbres que viene de abuelos a padres y a hijos.

Esto es algo que se nota mas en gente pobre que viene de paises donde su nivel politico de corrupcion es grande, su nivel educativo es bajo y alta la injusticia social o laboral; lo mismo que el fanatismo religioso que ellos piensan que los justifica y los hace victimas inocentes o sin culpa alguna.

A nivel popular las peleas o lios callejeros por chismes basados en mentiras, envidias u odios es alto y hay que tener cuidado entrar a esos lugares; pues; aunque parezca increible te pueden hacer mucho dano.

Lo arriba expuesto es terreno fertil para los politicos corruptos que abundan en nuestro continente americano ; pues no necesitan mucho dinero o esfuerzo para mantenerlos como borregos o lavarles el cerebro en los temas que a ellos les conviene.

Puede decirse que un chisme implica hacer referencia a alguien sin que éste se encuentre presente. Lo habitual es que el comentario que se realiza sea negativo para la persona aludida, por lo cual se supone que, si entera de la circulación del chisme, se disgustará.

Los chismes pueden aludir a una noticia verdadera cuyo protagonista no quiere dar a conocer, o a una noticia falsa que se difunde con un fin dañino. Supongamos que una mujer soltera queda embarazada en una relación ocasional y no desea dar a conocer la noticia, al menos por el momento. Sin embargo, el secretario de la ginecóloga que la atiende le comenta el chisme a un amigo, quien a su vez se lo cuenta a otras personas. Así la historia se difunde por todo el barrio.

Por lo general el chisme presenta información que no ha sido comprobada. Muchas veces parte de un suceso real que se exagera o se distorsiona. El protagonista, al no estar al tanto del chisme, no tiene la posibilidad de corregir o desmentir la versión.

Aunque los chismes nacieron como comentarios de grupos sociales acotados (una familia, un barrio, etc.), actualmente suelen alimentar los contenidos de la prensa amarilla (prensa sensacionalista) o rosa (prensa del corazón).

En estos contextos, el chisme es el material indispensable para sostener una industria que entretiene a millones y millones de personas todos los días a base de noticias falsas e irrelevantes, o bien de información que debería permanecer en los círculos privados de los que son arrancadas por la fuerza, acerca de la vida de los ricos y famosos.

Como pueden evidenciar los millones de dólares que este tipo de prensa consigue recaudar día a día, el chisme no es algo negativo para los periodistas sensacionalistas, sino que lo consideran una fuente de información absolutamente válida y necesaria para llevar adelante su negocio. Sin embargo, basta con usar una fracción de sensatez y compasión para entender que en muchos casos esto perjudica a los personajes mencionados en las supuestas noticias.

Cuando los chismes simplemente se centran en la suma de dinero que una persona gasta en sus tiendas favoritas por semana o en la cantidad de coches que tiene una determinada estrella de cine nadie puede sentirse muy ofendida, o al menos no se trata de datos que puedan perjudicar a los protagonistas a nivel legal; sin embargo, cuando nos adentramos en el terreno de los delitos, como ser el abuso de sustancias ilegales, todo cambia.

Los chismes pueden parecer divertidos para quienes los inventan y para aquellos que los esparcen; sin embargo, a veces atentan contra la reputación de los protagonistas al punto de poner en riesgo su continuidad en un puesto laboral o, peor aún, su libertad.

Todo esto nos lleva a preguntarnos por qué alguien siente la necesidad de inventar una noticia que involucra a otra persona, especialmente cuando las presenta de formas perjudiciales para su imagen. Por un lado, puede deberse al resentimiento por no haber alcanzado los propios sueños, que deriva en la envidia y la necesidad de destruir a quienes sí lo han hecho. Pero, aunque parezca difícil de creer, incluso los chismes más peligrosos pueden surgir de forma inocente, por aburrimiento.

En España, la palabra «chisme» tiene otra acepción, que la define como «un artículo de poco valor«, y se puede usar para hacer referencia a cualquier objeto de forma despectiva; por ejemplo: «Quita este chisme de aquí».

A continuacion quiero compartir un resumen del texto de una psicologa Valeria Sabater (ver abajo su foto y hoja de vida), quien escribio sobre este tama hace pocos anos y creo que tiene actual vigencia:

chica con paloma torcaz en el oído

El mecanismo siempre suele funcionar del mismo modo: hay un hipócrita que crea un chisme para que el chismoso lo difunda y el ingenuo lo crea sin resistencia. La epidemia de los rumores solo termina cuando por fin, llega al oído de la persona inteligente, a ese corazón vacunado que ni atiende ni responde a lo que no tiene sentido.

En un libro publicado en 1947 por el psicólogo social Gordon Allport titulado “La psicología de los rumores” se nos explica algo realmente curioso: los chismes sirven a diversos grupos de personas para cohesionarse entre sí y posicionarse frente a alguien. A su vez, estas conductas les son placenteras, liberan endorfinas y logran combatir el estrés.

La lengua no tiene huesos y, sin embargo, es lo bastante fuerte para hacer daño y envenenar a través de chismes y rumores. Un virus letal que solo se aplaca cuando llega a oídos de la persona inteligente.

El chisme se convierte en muchos casos en un mecanismo de control social que otorga cierto poder a quien lo practica. Se posiciona en el centro de atención de ese grupo de personas receptivas siempre a cualquier chisme, a cualquier  información sesgada, con la cual,  salir de sus rutinas y aprovechar ese estímulo nuevo a modo de distracción.

Tal y como suele decirse, los chismosos no saben ser felices. Están demasiado ocupados en camuflar sus amarguras en tareas vanas y superfluas donde validar inútilmente sus autoestimas. Te invitamos a reflexionar sobre ello.

La psicología del chisme implacable

La psicología del chisme y de los rumores está de plena actualidad. Pensemos, por ejemplo, lo rápido que llega a “contagiarse” un rumor fundado o infundado en el mundo de las redes sociales. Internet es ya como un auténtico cerebro donde los datos campan como neuronas interconectadas para nutrirnos con una información que no siempre es verdadera ni es respetuosa con los demás.

Por su parte, los expertos en márketing y en publicidad siempre suelen poner como ejemplo del “chisme fatal e implacable” el caso del refresco “Tropical Fantasy”. Sacado al mercado en 1990 obtuvo un éxito casi inmediato en Estados Unidos, hasta que de pronto, surgió un rumor tan aterrador como absurdo.

Se decía que estos refrescos baratos habían sido creados por el Ku Klux Klan para un fin muy concreto. Su bajo coste permitía que gran parte de la población afroamericana de bajos recursos tuviera acceso a ella. En su fórmula, se escondía a su vez un oscuro propósito: dañar la calidad del semen de los afroamericanos para que no pudieran tener más hijos.

Nadie sabe por qué o quién encendió la llama de este rumor, pero el impacto fue desastroso. La marca “Tropical Fantasy” tardó años en recuperarse, hasta el punto de que aún a día de hoy, no se olvidan de incluir en sus imágenes publicitarias a personas de raza negra disfrutado del refresco.

No importaba lo delirante que fuera el chisme en sí, lo infundado o lo malicioso, porque logró atacar la sensibilidad de un colectivo que desde entonces ha desarrollado una resistencia al consumo de ese producto, solamente en base a un rumor infundado. Aún sabiendo que no era cierto, la impronta emocional perdura. Este es el claro ejemplo de uno de los chismes que más eco han dejado.

A palabras necias, oídos inteligentes

A palabras necias, oídos inteligentes. Las palabras hirientes, los juicios, las opiniones infundadas, críticas malintencionadas, etc.  Cada una de ellas necesitan de oídos inteligentes…

Defendernos de chismes y rumores

Lo queramos o no, nuestra sociedad está construida a base de relaciones de poder donde los chismes y rumores son auténticas armas arrojadizas. Las verdades manipuladas son útiles para muchas personas, logran posicionarse con ellos y obtienen beneficios muy concretos.

Así pues, es necesario que seamos siempre ese oído inteligente que actúa como barrera, que frena el agravio, el sin sentido, la información falsa y la chispa de ese incendio que siempre ansía llevarse a alguien por delante.

Por ello, y para comprender un poco mejor estos procesos psicológicos tan comunes en nuestros contextos sociales, te proponemos que tengas en cuenta esos pilares que sustentan la compleja psicología del chisme, del chismoso y del ingenuo que los escampa.

La sabiduría popular siempre nos dice que para romper una cadena basta con eliminar un eslabón. Si el rumor y el chisme actúan como auténticos virus en nuestro ambiente laboral, en nuestra familia o en nuestro círculo de conocidos, es necesario ayudarnos de personas de confianza para que actúen como diques de contención. Que hagan de oídos inteligentes para desarmar lo que no tiene sentido.

  • Los chismes se difunden cuando hay alguien que desea adquirir notoriedad a nuestra costa. Ante estas conductas, podemos actuar de dos formas, o bien haciendo oídos sordos ante lo absurdo o actuando con asertividad poniendo límites y dejando las cosas claras.
  • Hemos de ser conscientes de que en toda organización, comunidad de vecinos o en grupos de compañeros o amigos, va a haber un “rumorólogo” oficial. Un amante de los chismes.
  • Hemos de ser siempre íntegros, transparentes y no alimentar este tipo de conductas escampando el virus del rumor o el chisme. Ahora bien, es necesario saber además que no es nada fácil desacreditar un rumor, las palabras no siempre bastan, se necesitan hechos contundentes para desacreditar y demostrar lo inverosímil de ese chisme.

Las lenguas serpenteantes siempre nos van a acompañar de un modo u otro, así que lo mejor será siempre evitar ser una de ellas y recordar que los chismes son para la “chusma” y la información para los oídos sabios.

Valeria Sabater

Valeria Sabater

Licenciada en Psicología por la Universidad de Valencia en el año 2004. Máster en Seguridad y Salud en el trabajo en 2005 y Máster en Mental System Management: neurocreatividad, innovación y sexto sentido en el 2016 (Universidad de Valencia). Número de colegiada CV14913. Certificado de coaching en bienestar y salud (2019) y Técnico especialista en Psiquiatría  (UEMC). Estudiante de Antropología Social y Cultural por la UNED. Valeria Sabater ha trabajado en el área de la psicología social seleccionando y formando personal. A partir del 2008

Finalmente, para personas que tienen una educacion basica, buen criterio y una experiencia de vida positiva; entonces tendra actitudes como la siguiente:

Oye amigo (a) el vecino (a) que se ha mudado veo que le gusta comer pan caliente todos los dias; pues lo(a) veo que va a la panaderia a las 6:30am todos los dias y esta muy guapo (a); entonces la respuesta correcta podria ser. Bueno a mi no me gusta comer pan tan temprano (aunque este recien salido del horno) asi que a esa hora yo sigo durmiendo o uno que este soltero (a) diria. Asi que esta guapo (a). Ah entonces voy a ir a la panaderia temprano a ver si poco a poco me hago amigo y luego llegamos a algo mas intimo. Este seria un ejemplo de un chisme inofensivo basado en una realidad vecinal.

Un chisme negativo seria algo basado en mentiras; probablemente originadas por envidias, antipatia u odio. A esa vecina que se acaba de mudar no es bonita si no se ha hecho una cirujia muy cara, ya que es una puta de los ricos de esta ciudad. Ojala se largue del barrio esa mala mujer. Ten cuidado con tus hijos, ya que ella se levanta temprano a comprar pan; seguro para seducir a hombres jovenes menores de edad. Este segundo ejemplo vemos que mezcla una gran mentira con una parte de verdad para tirar veneno a una mujer que no le cae bien. Si dicha mujer se entera de quien es la que habla asi se puede generar un lio o simplemente ignorarla y tomar las precauciones del caso.

Finalmente la mejor manera de evitar estos chismes es educarse bien. La escuela y el colegio deberian ensenar a los estudiantes no solamente las materias tratadas; sino los limites que debemos tener en nuestras acciones. Incluida en nuestra forma de hablar. Sobretodo en decir chismes mala leche o basados en mentiras o cosas que van directo a hacerle dano a personas, que generalmente ni se conocen bien o que no nos hacen ninguno dano.

La educacion ayuda a ponernos limites en esta vida. Nos da muchos ejemplos para ser personas positivas y nos define claramente temas como el chisme, odio envidia, etc. Puede hacer que muchas personas recapaciten y se eviten lios o problemas innecesarios, ya que la vida real es bastante dura o dificil para cargarnos problemas adicionales o innecesarios como los chismes que pueden terminar en hechos violentos, sobretodo cuando hay gente ignorante o fanatica que cree en los chismes falsos, sin hacer una minima prueba para comprobar su verdad.

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT=C.V.P.)

Fuentes usadas:

(1)= https://www.nhregister.com/news/article/Papa-Francisco-el-chisme-es-peor-que-el-15546374.php

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: