Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 2 02+00:00 febrero 02+00:00 2022

Mis visitas frecuentes a las bibliotecas publicas empezo cuando estaba en la secundaria y tendria unos 15 años; antes no iba pues mi papa tenia una biblioteca muy completa y una seccion de libros para adolescentes o jovenes. Recuerdo los libros de Julio Verne como «Viaje al centro de la tierra» o «aventuras de un nino irlandes» (la dura vida de huerfanos) o «El Gigante egoista» de Oscar Wilde o «El caballero carmelo» de Abraham Valdelomar , los poemas de Cesar Vallejo y «las tradiciones peruanas» de Ricardo Palma. Tambien tenia a mi disposicion en casa, la enciclopedia barsa (un resumen de la enciclopedia britanica en castellano) y la numerosa coleccion de libros simplificados como «Joyas literarias juveniles» donde se publicaban numerosos autores clasicos del mundo, etc. Asimismo los libros de lenguaje (castellano), Historia del Peru y Universal, Geografia mundial a nivel escolar secundaria eran bien resumidos y motivadores para seguir averiguando mas detalles sobre estos y otros temas afines.

Quizas por ello no necesite visitar mucho las bibliotecas publicas; pero cuando lo hice por primera vez, alrededor de los 15, me lleve con gratas sorpresas. En Lima-Peru y en New York-USA.

En Peru yo vivia cerca a la Biblioteca de Jesus Maria la cual estaba en el segundo piso de un local de la municipalidad del distrito de Jesus maria, el cual era un pueblo de unos 80,000 habitantes y que teniamos como simbolo verde al gran «campo de marte». La biblioteca no tenia muchos libros y menos actualizados; pero el ambiente era muy bueno con amplias ventanas, mesas grandes y comodas donde podias leer, estudiar y escribir en un ambiente tranquilo. En aquel entonces no prestaban libros a domicilio; principalmente porque habian pocos libros. Asimismo recuerdo no haber visto niños pequeños, salvo algunos que se aparecian con sus padres para ver los pocos libros infantiles que habian. En aquellos tiempos no habian PC; sino ficheros con tarjetas para poder ubicar algun libro. Actualmente dicha biblioteca ha mejorado mucho y en el primer piso lo usan para tramites distritales y tienen un auditorio donde realizan diversas actividades locales. Incluso matrimonios y sus respectivas ceremonias.

En New York (Manhattan) la situacion era totalmente diferente. La biblioteca de la ciudad es enorme tiene varios locales y millones de libros o documentos escritos, audios y videos de casi todo lugar de nuestro mundo actual. Habia una seccion muy completa de libros en castellano de autores latinos o hispanos, y tambien se consiguen muchas peliculas originales de todas partes del mundo que no se encuentran en Netflix o Hulu. Tambien sus hemerotecas (Diarios o revistas) son muy completas y se encuentran en los idiomas originales de cada pais.

Asimismo en New York ,en los otros condados y sus pueblos, tienen bibliotecas muy completas y prestan hasta 5 libros, videos, revistas o audios por una semana; previamente debes haber sacado un carnet donde debes identificarte ,dar tus datos basicos y pagar una cuota baja o hacer alguna donacion de apoyo a la biblioteca (no obligatoria).

En los pueblos de New York si hay secciones de libros infantiles muy completas, los cuales si tienen visitantes de pequeños lectores o jovenes usuarios, quienes acompañados con sus padres o familiares usan los diversos servicios publicos que les ofrecen las bibliotecas. Tambien tienen secciones para experimentar con algunos juegos para armar rompecabezas o dibujar una variedad de objetos, segun la edad o nivel del niño o niña.

Hago esta introduccion (arriba) para destacar mas la accion de Dillon Helbig (8) de asistir a bibliotecas y dejar en una un libro hecho a mano por el mismo. Para ello es interesante de observar que el quizo que otras personas, probablemente niños como el, leyeran su libro. Y ello le resulto mejor de lo que pensaba, incluso si hubiese usado el internet, que en la actualidad tiene un gran trafico y , lamentablemente, muchos de los que escriben no leen a otros (salvo a los famosos), es decir, no hay una relacion biunivoca lo cual solo contribuye a aislarnos o encerrarnos en una burbuja rutinaria o egocentrica.

A continuacion hago una traduccion y resumen simplificado de esta positiva y motivadora historia:

Dillon Helbig, un estudiante de segundo grado que vive en Idaho-USA, escribió sobre una aventura navideña en las páginas de un cuaderno de cubierta roja y lo ilustró con lápices de colores.

Cuando terminó a mediados de diciembre, decidió que quería compartirlo con otras personas. Tanto, de hecho, que creó un plan y esperó el momento adecuado para lograrlo.

Días después, durante una visita a la sucursal de Hazel de la Biblioteca de la Comunidad ADA en Boise con su abuela, ocupó el libro de 81 páginas a su pecho y pasó por los bibliotecarios. Luego, Dillon deslizó el libro en un estante para libros de imágenes para niños. Nadie lo vio hacerlo.

El libro, titulado «Las aventuras de Dillon Helbig’s Crismis», está firmado «por Dillon, a sí mismo».

Más tarde, le confesó a su madre, Susan Helbig, que él deslizó su libro en los estantes y lo dejó allí, sin ser detectado. Pero cuando regresaron unos dos días después, al lugar donde dejó el cuaderno,ya no estaba. Helbig llamó a la biblioteca para preguntar si alguien había encontrado el cuaderno de Dillon y para solicitar que no lo desechen.

El gerente de la sucursal, Alex Hartman, dijo que se sorprendió por el atrevido movimiento de Dillon.

«Fue un acto astuto», dijo Hartman, riéndose. Pero el libro de Dillon «fue demasiado especial para que consideremos deshacernos de el».

Hartman y algunos compañeros de trabajo habían descubierto y leyeron el libro de Dillon, lo que describe sus aventuras que ponen una estrella explotadora en su árbol de Navidad y se catapultaron al primer Día de Acción de Gracias y al Polo Norte. Lo encontraron muy entretenido.

Hartman leyó el libro a su hijo de 6 años, Cruzen, quien se rió y dijo que era uno de los libros más divertidos que había conocido.

«Dillon es un tipo confiado y un tipo generoso. Quería compartir la historia «, dijo Hartman. «No creo que sea una cosa de auto-promoción. Simplemente quería que otras personas pudieran disfrutar de su historia. … Ha sido un usuario de la biblioteca de toda la vida, por lo que sabe cómo se comparten los libros «. Los bibliotecarios del personal que leen el libro de Dillon acordaron que, como era informal y poco convencional, como era, el libro cumplió con los criterios de selección para la recopilación en que era una historia de alta calidad que era divertida leer. Por lo tanto, Hartman le pidio a Helbig permiso para asumir un código de barras en el libro y agregarlo formalmente a la colección de la Biblioteca. Los padres de Dillon dijeron con entusiasmo, sí, y el libro ahora forma parte de la sección de novelas gráficas para niños, adolescentes y adultos. Incluso la biblioteca le dio a Dillon su primer premio WHOODINE al mejor novelista joven, una categoría la biblioteca creada para él, que lleva el nombre de la mascota OWL de la Biblioteca.

«Su imaginación está viendo constantemente, y él es un niño pequeño muy creativo», dijo Helbig, 41, agregando que la entretenía regularmente a ella y a su esposo, Alex Helbig. «Simplemente se le ocurrió estas increíbles historias y aventuras, y simplemente seguimos adelante».

La única copia de «Las aventuras de Dillon Helbig’s Crismis» se ha convertido en un libro en demanda.

KTVB, una estación de noticias en Boise, informó sobre el libro de Dillon Caper a principios de este mes, y desde entonces, los residentes del área han comenzado a agregarse a una lista de espera para verificarlo. A partir del sábado, había una lista de espera de 55 personas.

Y aunque no tarda mucho en leer el libro, los usuarios de la biblioteca pueden mantenerse en libros hasta cuatro semanas. Con una lista de espera que hace mucho tiempo, la biblioteca no permite renovaciones.

«Esperamos que nuestros prestatarios tengan en cuenta a otras personas que deseen obtener sus manos en el libro», dijo Hartman, quien dijo que escuchó de alguien en Texas, que esperaba obtener el libro de Dillon a través de un préstamo interbibliotecario. La respuesta fue no.

Por lo general, si un libro tiene una larga lista de espera, la biblioteca comprará copias adicionales, pero eso no es posible con este artículo único en suyas. Hartman está hablando con la madre de Dillon, posiblemente creando una versión de libros electrónicos de «Las aventuras de Dillon Helbig’s Crismis» para compartir.

Un escritor de niños locales, Cristianne Lane, ha ofrecido liderar un taller de escritura con Dillon en la biblioteca, dijo Hartman.

«Solo esperamos que … los niños encuentren inspiración para escribir sus propias historias y compartirlas con otras personas», dijo Hartman. «Solo creo que es una buena demostración compartir con otros niños».

La mamá de Dillon dijo que podría crecer para ser escritor.

«También creo que podría convertirse en un bibliotecario», agregó Hartman. «Nosotros, en las bibliotecas, amamos las historias y el amor para compartirlos».

Dillon compartió algunas noticias de última hora para sus lectores: está trabajando en una secuela del Libro «Crismis», que termina con una visita a domicilio de la brutch y, finalmente, venganza en la Navidad Killjoy. En él, el perro de Dillon, oxidado, se unirá a la historia.

Dillon también está escribiendo un libro diferente sobre un armario que come chaquetas.

Como la palabra se extendió por la escuela de Dillon, un trabajador de la cafetería le dijo que no puede esperar a ver su libro. Algunos niños en su clase han dicho que ellos también quieren escribir historias.

«Es bastante bueno ver cómo está inspirando pequeñas mentes», dijo Susan Helbig.

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (C.V.P.)

(*)= https://www.washingtonpost.com/lifestyle/2022/01/31/library-book-idaho-dillon-helbig/

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: