Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 de julio de 2022

Muchas personas, sin conocer las definiciones de la palabra normal o toxico, simplemente se consideran personas normales y niegan rotundamente ser tóxicos o actuar como personas toxicas. En otras palabras, de forma empírica consideran que las personas normales son como ellos, con sus virtudes y defectos; aunque minimizan sus defectos como algo aceptable o normal. En cuanto a las personas toxicas cree que allí solo están los borrachos, drogadictos, delincuentes o corruptos y ellos no están allí,

Pero veamos , un poco las definiciones de personas normales o toxicas según el diccionario de la real academia española, y luego veamos algunos ejemplos o casos prácticos.

Normal es aquello que se encuentra en estado natural. Que sirve de norma o regla. Que se ajustan a ciertas normas fijadas de antemano. Por tanto la definición de normalidad depende de que lugar te encuentres, cual es su cultura, su forma de vivir, sus leyes, etc. Así, por ejemplo, en algunos países es normal que un hombre tenga varias esposas. En otros países ello esta prohibido; aunque ciertos hombres, de forma informal, pueden tener hijos en varias mujeres sin casarse con ellas.

Por otro lado, la definición de toxico es una persona que tiene un veneno producido por organismos vivos. Por tanto aquí se puede considerar un amplio abanico de venenos producido por organismos a la propia persona. Ello podría significar que muchas personas pueden envenenarse de diversas maneras o razones. Incluso por ellos mismos. Ello podría ser, por ejemplo, que una persona haya sido buena y feliz con su familia y de pronto un trágico accidente se lleva a su esposa e hijos y el hombre se deprime tanto que se refugia en las drogas, el alcohol y se vuelve un hombre amargado , negativo y que es hostil con toda persona que se le quiere acercar. Incluyendo algunos familiares o amigos.

Haciendo un paréntesis y momento de relax para quien esta leyendo mi blog hasta aquí. Quiero compartir una canción española (Jorge Muñiz – “Un Hombre Normal”), que define de una manera interesante lo que podría ser un hombre normal en caso de una relación amorosa fallida:

Sé que nada pasara, Si mañana no me vez,

Y tengo que asimilar,

Que por este soñador Ya no tienes interés…

Nunca fui tu prioridad,

Ni tú centro de atención,

Y tengo que asimilar,

Que si estuve ya no estoy Dentro de tu corazón…

Me haré pasar, por un hombre normal,

Que pueda estar sin ti, que no se siente mal,

Y voy a sonreír, para que pase desapercibida,

Mi tristeza…

Con madurez, me voy retirar,

Y por primera vez, prometo no llorar,

Y voy a sonreír, para que pase desapercibida, Mi tristeza…

Que le digo a la ciudad, Por tu desaparición,

Como puedo asimilar,

Que si estuve ya no estoy Dentro de tu corazón…

Me haré pasar, por un hombre normal,

Que pueda estar sin ti, que no se siente mal,

Y voy a sonreír, para que pase desapercibida, Mi tristeza…

Con madurez, me voy retirar,

Y por primera vez, prometo no llorar,

Y voy a sonreír, para que pase desapercibida, Mi tristeza.

Ninguna relación es perfecta, ni hay parejas que tengan todo resuelto todo el tiempo. Tener peleas y desacuerdos a veces es normal, pero según Mark Manson, hay ciertos hábitos de relación tóxicos que las personas piensan que son aceptables, pero en realidad no lo son. Estos hábitos de relación tóxicos pueden destruir sigilosamente su relación para siempre. (*)

Entonces, ¿cómo identificas una relación tóxica?.

No hay clase en la escuela secundaria sobre cómo no ser un novio o novia de mierda o sobre las relaciones tóxicas. Claro, nos enseñan la biología del sexo y la legalidad del matrimonio, y tal vez leemos algunas historias de amor oscuras del siglo XIX sobre cómo no ser.

Pero cuando se trata de manejar realmente la esencia de las relaciones, no se nos dan consejos … o peor, se nos dan columnas de consejos en revistas de mujeres. La relación se vuelve tóxica.
Sí, es prueba y error desde el principio. Y si eres como la mayoría de las personas, ha sido principalmente un error.

Pero parte del problema es que muchos hábitos de relación poco saludables se hornean en nuestra cultura. Adoramos el amor romántico, ya sabes, ese amor romántico vertiginoso e irracional que de alguna manera encuentra romper las placas de China en la pared en un ataque de lágrimas algo entrañables, y burlarse de la practicidad o las sexualidades no convencionales.

Se cría hombres y mujeres para objetivarse y objetivar sus relaciones. Por lo tanto, nuestros socios a menudo son vistos como activos en lugar de alguien para compartir apoyo emocional mutuo.
Gran parte de la literatura de autoayuda no es útil tampoco es útil (no, los hombres y las mujeres no son de diferentes planetas, usted demasiado generalizando). Y para la mayoría de nosotros, mamá y papá seguramente tampoco fueron los mejores ejemplos.

Afortunadamente, ha habido mucha investigación psicológica sobre relaciones saludables y felices en las últimas décadas y hay algunos principios generales que siguen apareciendo constantemente que la mayoría de las personas desconocen o no siguen. De hecho, algunos de estos principios realmente van en contra de lo que tradicionalmente se considera «romántico» o normal en una relación.

A continuación hay seis de las tendencias más comunes en las relaciones que muchas parejas piensan que son saludables y normales, pero en realidad son tóxicas y destruyen todo lo que aprecias. Prepara los tejidos.

Por qué es un hábito de relación tóxica: el cuadro de mando de relación se desarrolla con el tiempo porque una o ambas personas en una relación usan irregularidades pasadas para tratar de justificar la justicia actual. Este es un doble golpe de succión.
No solo está desviando el problema actual en sí, sino que está ampliando la culpa y la amargura del pasado para manipular a su pareja para que se sienta equivocado en el presente.
Si esto continúa lo suficiente, ambos socios eventualmente pasan la mayor parte de su energía tratando de demostrar que son menos culpables que el otro, en lugar de resolver el problema actual. Las personas pasan todo su tiempo tratando de estar menos equivocados el uno para el otro en lugar de ser más adecuados el uno para el otro.

Volviendo a mi forma de ver este asunto puedo decir algunas cosas reales o practicas, mas allá de la sinceridad arriba expuesta por el lector de Mark Manson; sin embargo al final cae en la tentación de resumirlo en una cartilla de 6 puntos. Los cuales pudieron ser 8, 10 o 12, según la persona, país, cultura o coyuntura de nuestro mundo actual.

En general, y de forma básica, podemos decir que para que una persona, hombre o mujer, debe tener una vida equilibrada, siguiendo una rutina que no despierte emociones imprevistas, producto de algún hecho imprevisto que puede ser de diversa índole: perder a un ser querido, perder el trabajo, tener problemas de dinero o adquirir una enfermedad terminal y no tener un seguro medico que te cubra. También pueden haber hechos que están mas allá de nuestra voluntad como el vivir en un lugar donde la seguridad publica sea un desastre o tener la desgracia que nuestros lideres políticos provoquen una guerra que causa problemas graves, no solo económicos; sino de la muerte anticipada de personas inocentes.

Por otro lado si entras en la definición relativa de “Hombre o mujer normal” lo ideal seria mantenerse así toda tu vida humana; aunque allí necesitamos llenar nuestra mente o espíritu de valores superiores que se manifiesten en constantes acciones positivas.

En cuanto a los tóxicos. De tener los medios debemos ayudarlos para ver si se pueden recuperar (hay algunos casos de éxito), en todo caso aplicar la solidaridad y tolerancia al máximo posible. Lo demás depende de nuestras autoridades de gobierno, de Dios y de ellos mismos.

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CAVP)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: