Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Hispanos’

En general se puede decir muchas cosas sobre los diversos grupos étnicos que viven en USA actualmente. En Norteamérica sobre la comunidad hispana o latina se puede decir muchas cosas; pero precisando en dos bloques , aportes positivos y negativos, podemos enumerar algunas cosas en cada caso:

Aportes positivos de la gran mayoría hispana o latina: Son personas tranquilas y amigables; aceptan los trabajos mas duros y/o peor pagados (aunque son mejores que los que pueden conseguir en sus países de origen); Desarrollan sus trabajos de manera disciplinada y efectiva ; a pesar de no tener mayor educación laboral previa. Contribuyen de manera importante a la economía de USA y al desarrollo de pequeños negocios. Incluso al de empresas grandes como walmart o cadenas de comidas rápidas, por cientos o miles de locales en todo USA. A pesar de ser considerados, por las acciones de los políticos actuales, como ciudadanos de tercera, ellos se mantienen positivos y quieren que el país salga adelante. Finalmente muchos de ellos en sus países de origen nunca les dieron una posibilidad efectiva de estudios y trabajos que pudieran progresar materialmente en esta vida, junto con sus familias. (La razón de ello es materia de otro blog.)

Aportes negativos de la minoría hispana o latina: No tienen mayor educación formal o estudios superiores cuando vienen de sus países de origen y por los bajos salarios que ganan, de la mayoría de ellos, es muy difícil a que sigan estudios técnicos o superiores en USA. Algunos de ellos vienen con malas costumbres de sus países de origen (robos, crímenes, corrupción por ex funcionarios de gobiernos o militares de nuestros países que vienen a refugiarse a USA o Europa después de terminar con sus malditas acciones, etc). Son criticados por algunos blancos ignorantes que no saben el porque ,muchas familias hispanos viven juntos en algunas casas. Ellos creen que es fácil conseguir el ideal de que solo una familia (papa, mama e hijos) deben vivir en una sola casa; pero no se dan cuenta de la desigualdad en los salarios, los seguros médicos o beneficios financieros que los diferencia con los latinos. No solo en las costumbres de muchos hispanos o latinos que les gusta vivir en grandes grupos familiares.

Si comparamos los aportes positivos y los negativos, veremos que los positivos ganan por goleada; sin embargo parece que muchos políticos actuales, de ambos partidos, consideran que los ciudadanos que provienen del patio trasero de USA: México, Islas del Caribe, Centroamericana y SurAmerica, deben estar agradecidos por lo que se les da y no deben hablar mas de este tema. Acepta lo que te ofrezco o vete a la …

En realidad todo esto es un circulo vicioso donde no es tan simple decir que esos son los buenos y los otros son los malos. Es muy importante entenderlo de manera completa y en mi blog de “Economía, Política y afines…” lo explicare detalladamente. (1)

Ahora quiero compartir un articulo, en resumen, sobre un tema afín a lo que he expresado anteriormente; pero aquí lo expresa un columnista experimentado del New York Times:

Los académicos lo llaman la “paradoja hispana”: a pesar de la pobreza y la discriminación, los hispanoamericanos viven significativamente más tiempo que los estadounidenses blancos o negros. (2)

Los latinos también parecen tener tasas de suicidio más bajas que los blancos, tienen menos probabilidades de beber alcohol, tienen menos probabilidades de morir por sobredosis de drogas y, al menos entre los inmigrantes, parecen cometer menos delitos.Es una paradoja porque los desfavorecidos normalmente viven vidas más cortas. Los hispanos en los Estados Unidos sufren discriminación, alta pobreza, tasas más bajas de seguro de salud que los blancos y los negros; sin embargo, disfrutan de una esperanza de vida de 81.8 años, en comparación con 78.5 años para los blancos y 74.9 años para los negros.

Esta resistencia ahora es probada por el coronavirus, que ha afectado particularmente a los latinos: los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades informaron este mes que el 33 por ciento de los estadounidenses que dieron positivo para el coronavirus han sido hispanos, casi el doble de su 18 por ciento de la población.

Vine a Cornelius, una ciudad al oeste de Portland con una gran población latina, para evaluar el impacto de la crisis, y el virus, previsiblemente, ha afectado mucho a los hispanos. Muchos son inmigrantes indocumentados y, por lo tanto, no reciben pagos de ayuda federal. Sin embargo, lo que me sorprendió, de acuerdo con la paradoja hispana, fue cómo la comunidad se unió para aliviar el sufrimiento.

Francis, de 50 años, que no quiere ser identificada por su nombre completo porque no está documentada, perdió su trabajo como recepcionista debido a Covid-19, pero su hija de 30 años y su yerno se la llevaron. “Pueden pensar que es extraño que su suegra viva con ellos, pero no dicen nada”, dijo.

Mientras tanto, Francis se ofrece como voluntario para la comunidad, llevando cajas de comida de una iglesia católica a familias necesitadas. “Mi auto se sobrecalienta”, dijo. “Pero lo hago funcionar”.

Un estudio de Brookings Institution encontró que desde el comienzo de la pandemia, uno de cada seis hogares en los Estados Unidos tiene niños pequeños que no reciben suficiente comida, así que le pregunté a Francis sobre el hambre. Ella reconoció que debe haber niños hambrientos, pero agregó: “Si la gente supiera que los niños tienen hambre, ayudarían. La comunidad se intensificaría “.

En el otro extremo de los Estados Unidos, los latinos en la ciudad de Nueva York muestran una resistencia similar. La Dra. Carmen Isasi, epidemióloga de la Facultad de Medicina Albert Einstein que estudió a las poblaciones latinas, dijo que últimamente ha visto señales en las iglesias de habla hispana que ofrecen comida para los necesitados.

Los académicos han estado debatiendo la paradoja hispana al menos desde 1974, cuando los investigadores descubrieron que la tasa de mortalidad neonatal en Texas era más baja para las personas con apellidos españoles que con apellidos ingleses.

Los investigadores han encontrado otra paradoja dentro de la paradoja: los inmigrantes latinos de primera generación tienden a vivir más tiempo, y sus hijos, mientras están mejor educados y ganan más dinero, mueren antes. Además, los latinos incrustados en enclaves étnicos parecen tener un mejor desempeño que aquellos que viven en vecindarios heterogéneos.

Parte de la explicación puede ser que lo que muchos estadounidenses blancos consideran como “valores estadounidenses tradicionales”, un énfasis en la fe, los lazos familiares y comunitarios, se encuentran de manera desproporcionada entre los inmigrantes latinos, pero luego se desvanecen a medida que sus hijos se asimilan.

“Si descubrimos que alguien necesita ayuda, les ayudamos”, me dijo Raúl González Hernández, que trabaja en un vivero y se acaba de recuperar de Covid-19. Dijo que otros lo habían ayudado cuando llegó del estado de Michoacán en México, por lo que quiere pagarlo, especialmente si la persona que necesita ayuda también es de Michoacán.

Llevo mucho tiempo interesado en la paradoja hispana porque crecí en una ciudad agrícola en su mayoría blanca en Oregón que ha sido devastada por la pérdida de empleos. Como he escrito, una cuarta parte de los niños en mi viejo autobús escolar están muertos por drogas, alcohol, suicidio y otras “muertes de desesperación”.

Las familias latinas en el área han parecido más resistentes debido a su mayor “capital social”: lazos familiares, de región o de iglesia. En lugar de ser “criminales, traficantes de drogas, violadores”, como Donald Trump alegó de los inmigrantes mexicanos en 2015, los inmigrantes latinos a menudo parecen ser modelos de la sociedad civil.

“Nuestra comunidad, dependemos mucho unos de otros”, me dijo Petrona Domínguez-Francisco, que trabaja con un programa llamado Adelante Mujeres que empodera a las mujeres.

Mark Hugo López, director de investigación de migración global y demografía en el Centro de Investigación Pew, enfatizó los lazos familiares como parte de la base de la paradoja. “Hay mucho apoyo en mi propia familia para aquellos que enfrentan desafíos, como aquellos que perdieron sus empleos”, dijo. “Así es como los latinos se ayudan mutuamente”.

Otro elemento puede ser la fe y las conexiones de la iglesia. Existe alguna evidencia de que las creencias religiosas reducen comportamientos como el abuso de drogas y alcohol, la actividad sexual de riesgo, la violencia y el suicidio, y un estudio de Harvard encontró que la asistencia a la iglesia o la oración diaria o la meditación se correlacionan con una mejor salud y una mayor satisfacción con la vida. Las iglesias también ofrecen una red de servicios y conexiones sociales que pueden amortiguar las dificultades.

Los lazos familiares y comunitarios también protegen de una pandemia de soledad en los países occidentales. Un estudioso descubrió que el aislamiento social es más perjudicial para la salud que fumar 15 cigarrillos al día. Este tejido social tampoco es un escudo perfecto contra una pandemia. Pero ayuda, y tal vez hay una lección para todos los demás.

Hasta siempre: Carlos Tigre sin Tiempo (C.V.P.)

(1)=https://wordpress.com/view/tigrepelvar4.wordpress.com

(2)=https://www.nytimes.com/2020/06/27/opinion/sunday/hispanic-americans.html?action=click&module=Opinion&pgtype=Homepage

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: